Los Detectives Privados en investigaciones de estafas en sitios de citas online

Los Detectives Privados en investigaciones de estafas en sitios de citas online

Las investigaciones relacionadas con citas online, se han vuelto más comunes en las agencias de detectives privados a medida que la presencia en las redes sociales ha aumentado con el tiempo. A menudo, el investigador privado se encuentra con engaños y fraudes, a través de este tipo de medios, que atraen a víctimas desprevenidas, y por tanto, desprotegidas, que llegan a sufrir grandes pérdidas de tiempo, dinero y a nivel emocional.

¿Qué es Catfishing?

Catfishing es un término que se usa para describir el comportamiento engañoso de una persona que utiliza los medios de comunicación social, juegos online, sitios de citas por Internet y/o varios tipos de salas de chat con fines lesivos. 

Cómo lo hacen

Una persona que engaña a otra puede usar una variedad de técnicas de comunicación. Pueden comunicarse únicamente a través de redes sociales como Facebook o Twitter. Pueden enviar mensajes de texto o correo electrónico. Pueden usar salas de chat. Pueden llamar. Sin embargo, en la mayoría de instancias, la persona que lleva a cabo el engaño no hace contacto físico con la otra porque esto descubriría su tapadera y posiblemente revisaría su apariencia o identidad real.

Objetivo de estas personas

La práctica de estos engaños generalmente está relacionada con estafas románticas, pero también pueden implicar intentos de defraudar financieramente. La gran mayoría de los casos involucran la utilización de fotografías que están alteradas, desactualizadas o utilizadas sin el permiso de la persona real. La información personal que estos sujetos proporciona es, normalmente, falsa, de forma total o al menos parcial.

Loa clientes, suelen contratar a un detective privado, cuando se encuentran en situación de sospecha tras detectar lagunas en la historia de la otra persona. Generalmente, nos cuentan que cuando se les pide una aclaración, estos sujetos siempre tienen una explicación. En los últimos años, muchos casos de estafa de Catfish han adquirido la atención de los medios de comunicación, lo que provoca que finalmente haya un aumento en estas actividades. 

Los detectives privados investigamos el origen de estas comunicaciones y entre los casos que nos hemos encontrado, se observan diferentes propósitos para este comportamiento. En ocasiones, tras llegar a la identidad real, descubrimos simplemente a una persona que quiere concetarse con otra pero que, creyendo la imposibilidad de conseguir este objetivo con su identidad real, decide actuar bajo otra apariencia. En otras, el objetivo era una venganza o el divertimento de un sujeto. Pero, en otros casos la motivación es más siniestra. La persona puede ser un estafador que está tratando de forjar una relación romántica con alguien para estafar a la víctima. Él o ella puede tratar de defraudar financieramente a la víctima.


Las personas que engañan en este tipo de medios, a menudo usan fotografías de otro individuo, o fotografías obsoletas o alteradas de ellos mismos para tratar de mostrar un perfil más atractivo para posibles parejas románticas. También es muy común que utilicen el nombre, la identidad o las características de otra persona y ocultando su propia identidad.

¿Quién está detrás de estos sujetos?

La identidad del culpable varía en cada situación. A veces es otra persona menos atractiva que la representada en las imágenes. En otros casos, la persona que comete el engaño puede ser del mismo género que la víctima pero fingiendo ser del sexo opuesto. Muchos casos de catfishing han dado como resultado que el origen estaba en un sujeto que sólo buscaba el divertimento en engañar a otra persona.

La información personal que proporciona el sujeto que engaña, suele ser falsa o se basa en una persona que este conoce en la vida real. La víctima puede comenzar a descubrir lagunas en la historia que relata. Cuando el cliente presiona al sujeto para obtener más información, nos comenta que siempre obtiene excusas y, si continúa profundizando, el sujeto amenaza con retirarse, siempre en un intento de seguir ocultando su identidad real.

Cómo saber si necesita un detective privado:

Si participa de modo activo en la socialización en línea y tiene inquietudes con respecto a la persona con la que se está comunicando, puede contratar los servicios de detectives privados. Un investigador privado puede ayudarle a evitar ser víctima de tal estafa. 

Uno de los signos más pronunciados que indican que estamos ante una identidad o perfil falso, es que estas personas siempre intentan evitar o retrasar la opción de reunirse en persona. También pueden negarse a participar en otros tipos de comunicación que muestren su apariencia real, como Face Time, chats de video o Skype. 

En casos de estafa, pueden pedir dinero desde el principio. Como es posible que no tengan el mismo nombre que el que están proyectando, pueden pedir que este dinero se envíe a nombre de otra persona.

A continuación, algunas pistas:

  •     Ha conocido a este individuo de manera online.
  •     Nunca se compromete a reunirse en persona.
  •     No están dispuestos a enviar fotos o videos de ellos mismos.
  •     Las imágenes pueden parecer desactualizadas.
  •     El individuo pide dinero u otros artículos.
  •     Las cosas que le dicen, son incongruentes, o simplemente, no cuadran.

Tipos de casos con los que se encuentra el detective privado:

  •     Género falso
  •     Género real, imagen falsa
  •     Imagen real, biografía falsa
  •     Fraude Financiero
  •     Engaño de alguien del entorno
  •     Engaño de un menor

Consulta a un investigador privado si estás ante un caso de estafa en una web de citas online

Un investigador privado puede ayudar a realizar una investigación para determinar la verdadera identidad de la persona al otro lado de la red. Las personas que puedan estar siendo engañadas pueden contratar los servicios de un investigador privado. Durante una consulta inicial, el investigador puede solicitar ciertos tipos de información, como los detalles que ha proporcionado el sujeto a investigar, si ha habido encuentros físicos, cómo se puso en contacto por primera vez, los sitios en línea que el sujeto frecuenta y qué nombres de usuario ha usado.

A continuación, las preguntas más probables que le hará el detective privado para recabar la información necesaria antes del comienzo de la investigación:

  • ¿Alguna vez se reunió «en persona» con el sujeto a investigar?
  • ¿Qué signos de engaño ha reconocido?
  • ¿Qué tipo de investigación solicita?
  • Enumere todos los sitios web, sitios de redes sociales, foros, juegos online… que sepa que el sujeto ha usado o usa actualmente
  • ¿Qué nombre de usuario (alias, apodo, identificador, etc.) usa comúnmente el sujeto?
  • Descríbanos las circunstancias y requisitos de su caso. Por favor incluya toda la información que pueda ser importante. Incluso el más mínimo detalle puede considerarse útil. (La historia)

El coste de este tipo de casos puede variar según la complejidad. Para que el detective privado pueda ofrecerle un presupuesto, necesitará toda la información inicial.

Lugares de citas en línea, de procedencia dudosa.

Los detectives privados recibimos solicitudes de clientes que tras utilizar las redes sociales u otras comunicaciones en línea para tratar de encontrar una pareja romántica, desean verificar si esta nueva relación está basada en información falsa. 

Al igual que con las citas en el mundo real, a veces las citas por Internet pueden estar sujetas a riesgos. Las personas pueden no ser quienes dicen o pueden ser realmente peligrosas. 

Pero pueden existir otro tipo de casos, son los relacionados con los servicios de las plataformas de citas en línea. Como por ejemplo, si sospecha que se ha podido usar su información personal y fotografías para fines distintos a los que usted había previsto. En este caso, ha podido acceder a una plataforma de origen dudoso, y donde no se estén respetando sus derechos. Entonces, si un sitio de citas lo lesionó de alguna manera, es común preguntarse si puede demandar.

La respuesta es sí. El hecho es que algunos sitios de citas en línea han sido sorprendidos haciendo uso de una conduvta inapropiada. Los ejemplos de conducta inapropiada incluyen el uso de perfiles falsos para atraer a las personas a suscribirse para comunicarse con estos miembros artificiales, sitios que leen o censuran sus correos electrónicos personales, venden información del usuario a otros que la usan para enviar correos electrónicos no deseados o exponerlo (intencionalmente o por negligencia) a spyware y virus. Si bien algunas de estas actividades son totalmente ilegales (como los virus), otras pueden ser marginalmente legales si usted las acepta.  pero actúan como si las incluyeran. Si un servicio de citas oculta el hecho de que revenderán su información o husmearán en sus correos electrónicos, no solo puede ser una violación de su contrato con el sitio, sino que en realidad es ilegal en algunas jurisdicciones