Detectives privados para bajas laborales fraudolentas

Detectives privados para bajas laborales fraudolentas

Las bajas fingidas y el absentismo laboral, es seguramente el caso más demandado en las agencias de detectives privados.

Lamentablemente es muy habitual el uso fraudulento de las bajas laborales. Utilizadas en muchas ocasiones para ocio, o para trabajar en otro lugar e incluso como arma contra la empresa. En respuesta a este abuso, muchas empresas contratan detectives privados para realizar vigilancias y elaborar informes sobre casos en los que la baja por enfermedad del empleado resulta sospechosa. 

La necesidad de contratar investigadores privados es cada vez mayor y las empresas están dispuestas a pagar por los servicios de investigación privada debido al hecho de que las pérdidas en productividad, sueldos y salarios le cuestan mucho más a la empresa a largo plazo. 

El absentismo laboral del personal es costoso y perjudicial para las empresas, pero especialmente para las pequeñas empresas. El absentismo no sólo afecta a la facturación final,  sino que también puede afectar a la conducta del resto de trabajadores y por eso, la agencia de detectives privados que se contrate debe llevar a cabo la investigación de la manera más discreta y rápida posible para no causar la mínima interrupción en su negocio y otros empleados.

Pueden darse dos tipos de bajas laborales:

  • Baja laboral por enfermedad común / por contingencia común.

Se trata de una enfermedad o accidente que no se ha producido en el trabajo. Por protección a la privacidad del paciente, en estos partes ya no se especifica el tipo de dolencia.

  • Baja laboral por enfermedad o accidente en el trabajo / por contingencia profesional.

Estas bajas son por accidentes o enfermedades que el paciente ha desarrollado por relación directa al trabajo que desempeña en la empresa.

Una situación de incapacidad temporal no desvincula al trabajador de la empresa, ambos deben cumplir una serie de obligaciones para con el otro.

Obligaciones de un trabajador en situación de baja médica

  • El empleado debe presentar los partes de baja a la empresa. Debe hacerse en un plazo de tres días laborables.
  • Tras el alta médica, el trabajador tiene un plazo de 24 horas para comunicárselo a la empresa.
  • El trabajador adquiere la obligación de hacer lo posible para su pronta recuperación, atendiendo a las pautas médicas y evitando cualquier actividad que vaya en detrimento de su mejora.
  • Trabajar durante este periodo es motivo de sanción y fin de prestación. Además, incurrir en fraude puede llevar a un despido disciplinario.

La empresa debe remitir el parte médico a la Seguridad Social o a la Mutua en un plazo de cinco días.

Tipos de bajas fraudulentas

Pluriempleo

A veces el trabajador tiene otro empleo que no ha revelado y aprovecha su baja médica para desempeñar esta otra tarea. Los detectives privados, mediante vigilancias, seguimientos y otras gestiones, recaban pruebas suficientes que muestran al empleado en IT realizando otra actividad laboral de manera continuada. La investigación privada puede verificar el lugar de trabajo, la actividad que allí realiza y el horario.

Auto-empleo

En TLP Detectives hemos descubierto a muchos trabajadores utilizando estos periodos de bajas para desarrollar su propio negocio. De esta manera pueden invertir tiempo completo en su proyecto mientras continúan percibiendo parte de su sueldo. Algunos de los empleados que hacen esto utilizan herramientas o equipos de la empresa mientras se establecen y compran los suyos propios, o utilizarán sus contactos para robar clientes de la empresa. Contratar a un detective privado en estos casos puede resultar rentable rápidamente.  

Reclamaciones de lesiones falsas

Algunos empleados afirman haber sufrido un accidente en el trabajo. Esto no solo puede generar el gasto de pago por enfermedad, escasez de personal o el costo del reemplazo/personal temporal, sino que también podría ser que el empleado tenga la intención de presentar la reclamación de una indemnización por lesiones.

En estos casos, las empresas contratan a detectives privados para que realicen una investigación que muestre si las secuelas que declara el trabajador son ciertas. La empresa puede tener sospechas de engaño por varios motivos y tiene legitimidad para proceder a la comprobación.

La intervención temprana de un equipo de detectives privados puede minimizar las pérdidas a corto plazo. Y un informe de alta calidad, que sea admisible como prueba, puede ser crucial para ahorrar dinero a la empresa.

Bajas por COVID

La contratación de detectives privados para la investigación de bajas laborales ha aumentado desde la aparición del Covid. Y el escenario es distinto. Muchas bajas son tramitadas telefónicamente, sin necesidad de que el paciente visite a un facultativo de manera física. Y algunos trabajadores han aprovechado esta situación.

En estos momentos nos llegan investigaciones de trabajadores se ausentan de su trabajo declarando un contacto con positivo en Covid. Las empresas contratan detectives privados para verificar si el trabajador en situación de confinamiento está realizando algún tipo de actividad en el exterior.

Estos casos pueden ser rápidos y muy efectivos, ya que si se trata de un fraude, el trabajador estará cometiendo una infracción en el momento en que salga de su domicilio.

Una empresa puede contratar los servicios de detectives privados para realizar seguimientos, vigilancias y control de un trabajador que se encuentre en situación de baja médica, para comprobación de su comportamiento y rutina durante este periodo, cuando existen sospechas de fraude.

Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

Artículo 20. Dirección y control de la actividad laboral.

3. El empresario podrá adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales, guardando en su adopción y aplicación la consideración debida a su dignidad y teniendo en cuenta, en su caso, la capacidad real de los trabajadores con discapacidad.

Estas investigaciones privadas deben ser realizadas por un profesional habilitado y siempre en el marco legal vigente. El detective privado está acreditado para llevar a cabo este servicio y sus pruebas y declaración tienen validez judicial en cualquiera de estos procedimientos.

Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada.

Artículo 48. Servicios de investigación privada.

1. Los servicios de investigación privada, a cargo de detectives privados, consistirán en la realización de las averiguaciones que resulten necesarias para la obtención y aportación, por cuenta de terceros legitimados, de información y pruebas sobre conductas o hechos privados relacionados con los siguientes aspectos:

a) Los relativos al ámbito económico, laboral, mercantil, financiero y, en general, a la vida personal, familiar o social, exceptuada la que se desarrolle en los domicilios o lugares reservados.

STS de 6 de noviembre de 1990

Los detectives privados pueden atender el encargo de obtener y aportar información y pruebas sobre conductas o hechos privados, si bien con la doble limitación siguiente: no podrán realizar investigaciones sobre delitos perseguibles de oficio y no podrán utilizar medios materiales o técnicos que atenten contra el derecho al honor, a la intimidad personal o familiar o a la propia imagen o al secreto de las comunicaciones. Ahora bien, respetadas esas condiciones la declaración del detective privado en el acto del juicio se considera prueba testifical, con un valor especial por la garantía de profesionalidad y por la continuada dedicación al objeto del ulterior testimonio a emitir.

Para los detectives privados también existen limitaciones que protegen los derechos fundamentales al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen

del trabajador investigado. Por ello, para que el informe del investigador privado sea aceptado como medio de prueba, la investigación debe transcurrir de forma correcta. No deben utilizarse dispositivos alternativos que vulneren alguno de los derechos fundamentales del empleado, y la duración debe ser la necesaria para verificar si el trabajador realiza actividades incompatibles con su IT.

¿Se puede despedir a un trabajador en situación de baja labora?

La respuesta es sí. Pero lo cierto, es que las empresas acuden a la contratación de detectives privados para la adquisición de pruebas que motiven el despido procedente o disciplinario, y evitar así, una indemnización por la improcedencia del despido.