Cómo un detective privado puede ayudarte en tu divorcio

Cómo un detective privado puede ayudarte en tu divorcio

Con las tasas de divorcio en aumento en todo el mundo, las parejas pueden enfrentar una gran cantidad de dificultades al elegir terminar su matrimonio. La contratación de una agencia de Detectives Privados puede ser una forma de reducir la tensión y el caos que conlleva un divorcio, quizás debido al hecho de que ambas partes pueden entrar al proceso con detalles más precisos y verificados. Un investigador privado puede ayudar a encontrar activos, confirmar o negar y obtener pruebas de acusaciones, y ser un gran activo en el proceso, como testigo privilegiado.

Pasar por un divorcio puede ser una experiencia ardua para casi cualquier pareja, y las dificultades se agravan cuando hay hijos u otros familiares dependientes involucrados.

No importa de quién sea la culpa, suele ocurrir que existen desacuerdos sobre los eventos que causaron o contribuyeron al divorcio, el método para atravesar el divorcio, y los aspectos prácticos de dividir las obligaciones y los activos.

Cuando estos asuntos representan dificultades para una pareja, a veces se agravan al no obtener información veraz. Si los hechos pueden indicar que uno de ustedes tiene que pagar importantes sumas de dinero u otorgar acceso a los niños, no es sorprendente que los procedimientos de divorcio estén llenos de invenciones, tergiversaciones y desacuerdos. .

Afortunadamente, encontrará formas de solucionar estos desafíos a la vez, lo que significa que un acuerdo honesto y adecuado está al alcance de las parejas que se divorcian, por más amargo que sea el proceso. Los detectives privados especializados en ámbito familiar y personal pueden ser contratados para aclarar las cosas.

Qué hacen Detectives Privados en casos de divorcio

Los Detectives Privados son profesionales altamente capacitados que buscan, verifican y analizan información sobre cualquier tema legitimado utilizando una variedad de métodos especializados, que incluyen vigilancia, seguimiento, entrevista, búsqueda de hechos y fuentes de información locales.

Los Detectives Privados pueden ser contratados por abogados, compañías de seguros, individuos y otros profesionales con necesidad de investigación, pero los individuos también pueden buscar los servicios de los investigadores privados para asuntos personales. El divorcio es un campo muy solicitado para los investigadores privados, y la naturaleza discreta de los detectives se encuentra con frecuencia entre los principales atractivos para contratarlos.

El divorcio puede implicar problemas y eventos privados, como infidelidades, violencia doméstica y engaño, y los Detectives Privados están capacitadas para explorar una amplia variedad de elementos, incluidos problemas financieros y organizativos complejos que pueden surgir muy relevante en algunos casos de divorcio.

Servicios principales de un detective privado relacionados con el divorcio

Manutención de los hijos

El divorcio puede mostrar un lado negativo en uno de los cónyuges, lado que el otro nunca ha visto. Especialmente cuando se tratan los temas relacionados con las contribuciones financieras a la manutención de los hijos.

Muchas veces, una profunda desconfianza en el otro cónyuge generalmente significa que intentará ocultar u oscurecer los activos, retrasar los salarios u obligaciones de incentivos y tergiversar los ingresos para reducir cualquier pago por cuidado de niños legalmente obligatorio. A través de investigaciones financieras de base de datos o vigilancia, los investigadores rastrean de manera experta los activos reales y los ingresos involucrados en este tipo de situaciones. El trabajo de un investigador es asegurarse de que su cobertura sea razonable y verdadera, para que no se quede con cargas financieras indebidas con respecto a la crianza de un niño pequeño.

Custodia del menor

No es simplemente el apoyo financiero de un niño pequeño lo que es un problema durante el divorcio, la mayoría de las veces, los hechos que conducen al divorcio le indican a uno o ambos cónyuges que el otro presenta un problema para el bienestar del niño. Situaciones que, por el tipo de rutina o conducta de uno de los cónyuges, no son aptas para un menor.

Estas son preocupaciones extremadamente serias que tienen consecuencias no solo para el divorcio, sino para las personas involucradas, en caso de que se detecte alguna criminalidad, como abuso o negligencia infantil. Una vez más, los investigadores privados pueden buscar y, en particular, confirmar o negar las acusaciones con respecto a cualquiera de estas actividades, y transmitirlo a las autoridades pertinentes, que posteriormente se colocan para poner medidas de protección en posición para el niño, ya sea una negación total, restricción de la custodia o una forma de tiempo de crianza supervisado.

Otros casos muy habituales en custodia de menores son las investigaciones que se contratan para comprobar que, por horarios laborales o, simplemente por despreocupación, uno de los cónyuges no se está haciendo cargo del menor, dejándolo a los cuidados de terceros en los periodos en los que le corresponde la custodia del hijo.

Búsquedas de activos

En pocos casos, los activos se dividen de manera que ambas partes estén de acuerdo. Ya sea que los desacuerdos se deriven de responsabilidades hipotecarias, obsequios, pagos de automóviles, valoraciones de empresas o herencias, los Detectives Privados pueden encontrar información sobre activos financieros de diversas fuentes. Al utilizar esta investigación, los abogados pueden elaborar un plan más preciso y riguroso para la división de activos al otorgar su divorcio, lo que significa un acuerdo más amistoso y sanciones legales más bajas.

Los detectives privados son especialmente beneficiosos en escenarios en los que ambos cónyuges sospechan que se están ocultando activos. Desafortunadamente, es bastante común que una o ambas partes intenten ocultar sus bienes durante el proceso de divorcio y acuerdo.

Verificación de cambios sustanciales para modificación de medidas

A veces, el paso del tiempo hace que las circunstancias de unos de los cónyuges hayan cambiado desde la firma del acuerdo. Esto puede influir en la custodia o régimen de visitas ya pactado, o en pensiones alimenticias y compensatorias. Algunos ejemplos son el cambio de horario y/o ubicación laboral, la aparición de un nuevo residente en el domicilio familiar, un incremento o disminución de los activos o ingresos, un cambio de domicilio, independencia económica de los hijos, etc.

Contratar a un Detective Privado en estos casos, es de gran utilidad, ya que presenta pruebas válidas judicialmente para solicitar un cambio de medidas.

Evidencias a través de fuentes abiertas y redes sociales

Los sitios web de redes sociales pueden ser una mina de oro para los Detectives Privados. Por lo general, podemos obtener acceso completo a información pública e información privada dentro del contenido de las páginas, según el sitio y el sistema. Nuestros investigadores privados también han logrado establecer operaciones encubiertas en línea y, en la mayoría de las circunstancias, pueden infiltrarse en las redes a las que pertenecen los sujetos.

Consejos durante el proceso de divorcio

Intentar establecer toda comunicación por escrito. Los correos electrónicos pueden ser pruebas de peso ante cualquier proceso judicial. Por ello, nuestro consejo es que, cada solicitud, cambio, desacuerdo o acuerdo, se deje constatado por escrito, aún habiéndolo pactado ya de forma oral.

No se recomienda recopilar pruebas sin la guía de un investigador, ya que podría poner a cualquiera de los cónyuges en una posición de riesgo a los ojos del juez, y los métodos utilizados por una pareja emocional y no capacitada pueden afectar los resultados de la demanda judicial de forma negativa. Los investigadores privados están acostumbrados a abordar los peligros relacionados con el rastreo, además, las investigaciones se llevan a cabo de tal manera que se adhieran a las leyes y procedimientos adecuados.

Y por último, ya hemos hablado de la importancia que tiene para nosotros las informaciones publicadas en redes sociales. Cautela, con los datos que proporciona de forma abierta.