7 Señales de una pareja infiel según Detectives Privados

7 Señales de una pareja infiel según Detectives Privados

Como ya hemos comentado con anterioridad, no hay una forma definitiva de saber si tu pareja te está engañando sin preguntar directamente o tener pruebas de la infidelidad.

En la mayoría de los casos, cuando se confronta a la pareja con acusaciones de engaño, suele obtenerse negación. A menos que se tengan pruebas contundentes o pruebas irrefutables, muchas personas jamás admitirán la infidelidad.

La infidelidad puede ser algo traumático para algunas personas y es uno de los problemas más desafiantes que se enfrentan en una relación. Hay casos en los que la infidelidad coge totalmente por sorpresa a la pareja, pero lo cierto es que normalmente, echando la vista hacia atrás, pueden observarse señales que indicaban que algo no estaba bien. Pero, no siempre son obviedades como que tu pareja llegue a casa en la noche con el olor característico de otra persona, de hecho, la mayoría de las señales de infidelidad son bastante sutiles.  Y lo que puede ser una señal de advertencia en una relación puede no ser motivo de preocupación en otra.  Solo cuando las mentiras y las historias dejan de tener sentido, el engaño suele salir a la luz.

En este post daremos algunas de estas señales, pero ten en cuenta que si bien hay ciertos cambios de comportamiento, acciones curiosas y sucesos extraños que, en conjunto, pueden respaldar tus sospechas, ninguno de los siguientes puntos indica definitivamente que tu pareja te esté engañando. Las señales pueden variar en función a la personalidad y circunstancias de cada individuo. Por ello, nuestro consejo es que antes de tomar una decisión que pueda afectar a tu futuro, asegúrate de estar en lo cierto.

Los despachos de detectives privados realizan investigaciones de infidelidades prácticamente a diario, resulta ser la opción más rápida y eficaz para saber si tu pareja te está engañando.  Y en este punto, actuar con rapidez es importante, ya que la la angustia emocional que produce la situación de duda y sospecha es elevadamente estresante, llegando a desencadenar en algún caso hasta reacciones físicas. Cuidar tu propia salud mental y física durante este proceso es esencial.

1. Tienes un fuerte presentimiento de que tu pareja te está engañando

Esto no se aplica a las personas que suelen ser celosas en general y, por lo tanto, propensas a sospechar cuando hay pocos motivos para ello. Pero en la experiencia como detectives privados en casos de infidelidad, cuando un cliente sospecha, suele haber algo detrás. No se trata necesariamente de una conexión psíquica o algún tipo de capacidad especial, sino de la observación de señales que se captan.

La sospecha de que te han engañado es un sentimiento terrible, pero tener la sospecha de que una aventura se mantiene en el tiempo, puede ser aún peor. Los clientes que llaman al despacho relatan sentir que el suelo se mueve debajo de ellos a medida que se cuestionan todo lo que sabían sobre su relación; todo ello con el añadido de esos momentos de dudas sobre sí mismos, preguntándose si está todo en su cabeza. Esta situación ha hecho en muchos casos, que nuestros clientes lleguen desconfiando de su instinto. Su intuición les dice que están siendo engañados, pero tras las múltiples negaciones, argumentaciones e incluso ataques de su pareja, acaban perdiendo la credibilidad ante sí mismos. Sin embargo, normalmente, cuando esta emoción de sospecha te invade, es muy probable que estés captando señales sutiles de tu pareja, aunque quizás ni sepas aún identificarlas.

2. Cambios de actitud

Los cambios de comportamiento pueden ser muy variables. Tras nuestra experiencia con los clientes que contratan detectives privados para investigar infidelidades, podemos destacar ciertos patrones que se repiten.

Las críticas no constructivas de tu pareja, por ejemplo, pueden ser una señal de que algo anda mal. Si tu pareja se vuelve abiertamente crítica podría estar arrastrándote para justificar subconscientemente su infidelidad.

Una disminución o desaparición total de gestos de afecto, también es algo que los clientes observan antes de descubrir la infidelidad. Cuentan que su pareja les evitaba, o parecían mostrar menos interés en tener momentos íntimos. Contactos menos frecuentes, comportamiento sexual diferente. Un distanciamiento físico puede indicar un distanciamiento emocional.

Por supuesto, siempre puede haber una explicación simple para un cambio en el comportamiento de tu pareja que tiene poco que ver con el engaño. Pero si estas acciones te resultan familiares y no tienes idea de por qué, es hora de hacer las preguntas difíciles. Con suerte, hay una buena razón de este cambio de actitud.

Pero si estás aquí, es posible que ya hayas intentado iniciar en varias ocasiones una conversación con tu pareja sobre su comportamiento extraño y no hayas obtenido respuestas. La falta en la comunicación, nunca suele ser una señal positiva. Si tu cónyuge ha dejado de comunicarse contigo, si ya no comparte su día, o ya no te dirige palabras de cariño, es probable que haya un problema subyacente.

Por la experiencia con nuestros clientes, hay varios signos en las respuestas del cónyuge infiel que se repiten cuando se intenta profundizar en el tema que nos preocupa:

  • Ignora lo que dices.
  • Cambia de tema para evitar el asunto a tratar.
  • Se marcha sin decir una palabra.
  • Llega con excusas por las que no pueden hablar.
  • Se niega a responder preguntas.
  • Hace acusaciones en lugar de hablar sobre el problema actual.
  • Actúa de manera pasivo-agresiva (estancándose o aplazando la conversación).
  • Se pone muy a la defensiva si mencionas infidelidad o aventuras.

3. Mayor interés en su apariencia


Los cambios drásticos en la apariencia física de tu pareja, una fijación reciente con cuidarse y con el gimnasio o un derroche en ropa nueva, ciertamente esto podría ser causa de algún tipo de cambio que esté viviendo tu pareja, pero es importante saber que cuando las personas engañan, son más conscientes de su apariencia.

  • Cambios o reemplazos de vestuario. Por ejemplo, si tu pareja normalmente se viste con ropa deportiva, pero de repente comienza a usar trajes o ropa más elegante, sin ningún tipo de motivación, como cambios importantes en el estilo de vida o una promoción en el trabajo.
  • Inscripción repentina en un gimnasio o comenzar a hacer ejercicio con más frecuencia para tonificar su cuerpo o perder peso.
  • Un enfoque inusual en su apariencia física y una mayor preocupación por su imagen.
  • Aumento de atención en el arreglo personal o cambio en los hábitos, como afeitarse o arreglarse con más frecuencia.
  • Nuevos maquillajes, perfumes o colonias, ya sean de tu pareja o pertenecientes a otra persona. 

4. Cambio en rutina / horarios

Los detectives privados, en casos de infidelidades, solemos encontrarnos cambio de horarios y rutinas. A veces, el investigado necesita hacer modificaciones para adaptarse al horario de su nuevo interés o para pasar tiempo con otra persona. Estos cambios pueden ser grandes cambios en su horario o pequeños cambios que aparecen repentinamente. 

Según los clientes, las excusas más frecuentes que la pareja puede dar sobre su horario son, quedarse hasta tarde en el trabajo, atascos de tráfico u otros contratiempos que puedan explicar por qué está fuera de casa con más frecuencia.

Pero cuando la infidelidad es continuada, la pareja necesitará cada vez más tiempo y por tanto más excusas. Querrá salir con sus amigos sin ti, esto podría ofrecer una coartada conveniente para su tiempo libre, o le surgirán eventos y viajes de trabajo

5. Cambio repentino de intereses

Dedicarse a nuevos pasatiempos y aficiones o incluso a su trabajo puede ser positivo, pero cuando se combina con otros comportamientos sospechosos, los siguientes cambios podrían ser motivo de preocupación.

Tal vez se apunta a actividades por las que antes no mostraba ningún interés, o empieza a escuchar un tipo de música que jamás había escuchado, o comienza a leer sobre temas que realmente te sorprenden… por supuesto, podría simplemente estar expandiendo sus horizontes, pero según la experiencia con nuestros clientes, y especialmente si te aparta totalmente de estas experiencias, puede ser porque están tratando de impresionar a la nueva persona haciendo coincidir sus gustos y aversiones.

6. Ocultar finanzas

Casi todos los matrimonios pasan por algún tipo de estrés financiero en un momento u otro. Pero es posible que desee investigar ciertos problemas de dinero cuando los note en su casa.

  • Se observa cargos en la cuenta de la tarjeta de crédito que no tienen sentido.
  • Tu pareja, que habitualmente utilizaba para todas sus compras la tarjeta, comienza a usar el efectivo.
  • Las conversaciones financieras comienzan a ser un problema, donde tú sueles adquirir el rol de controlador.
  • Tu cónyuge comienza a aplazar esas compras grandes que teníais planificadas como un viaje, comprar una casa, una reforma, etc.

7. Un cambio en el uso de la tecnología

La frase que más escucha el detective privado en estos casos es “El teléfono va a todas partes con ellos, incluso al baño”.

Primero, al igual que en todos los puntos anteriores, el problema surge si de repente esto es algo nuevo para tu pareja. Es decir, si siempre ha actuado de esta manera y por costumbre lleva consigo su teléfono, no tiene que significar que haya infidelidad.

La infidelidad a menudo se revela en línea, en mensajes de texto o mensajes telefónicos. Estos cambios tecnológicos pueden justificar preocupación.

  • Tu cónyuge es repentinamente ilocalizable en ciertos momentos del día.
  • Tu cónyuge cambió su contraseña, ha dejado de compartirla contigo o la esconde de manera más exhaustiva.
  • Tu cónyuge siempre está enviando mensajes de texto o escabulléndose para atender llamadas telefónicas.
  • Tu cónyuge deja de usar dispositivos compartidos por completo.